Paseo del Borne en Palma

082_paseo_borne_de.mp4_000012240
A menudo apretamos el paso en la ciudad sin tomarnos el tiempo a mirar a izquierda y derecha. Todo el mundo ha paseado por el Paseo del Born, pero la próxima vez que recorra ese espléndido bulevar trate de imaginarse cómo era en la Edad Media. La imagen que ofrecía esta zona, y algo más arriba la Rambla, a los viandantes hace un medio milenio era bien distinta. En octubre de 1403 se originó tras las fuertes lluvias un impetuoso torrente que atravesó Palma destruyendo a su paso 1.500 casas, unas 5.000 personas perecieron. El impacto fue tan fuerte que las opiniones coincidieron en que se debía desviar el cauce del río, aunque hubo que esperar más de 200 años, hasta 1620, para que siguiera se acondicionase su nueva trayectoria.

El viejo cauce se conservó y dió origen a los dos magníficos paseos, la y el Borne, que compiten en fama. El Passeig no fue siempre una vía peatonal, sino que hasta hace pocos años era una de las principales arterias circulatorias.

Desde que el carril derecho viniendo desde el mar se cerró a la circulación y se convirtió en zona peatonal los elegantes comercios de la zona
han experimentado un nuevo auge y es más agradable pasear.
¡Pruébelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *