La Lonja en Palma

La Lonja no es, como algunos creen, el antiguo lugar de comercio de pescado, sino la antigua sede del gremio de pescadores de Palma.

El famoso arquitecto del siglo XV Guillem Sagrera la edificó por encargo de la cámara de comercio entre 1426 y 1447, creando así una perla del arte gótico en Palma.

La Lonja se construyó para albergar las reuniones de los comerciantes, una especie de centro de congresos. A comienzos del siglo XV Palma mantenía ya 25 representaciones comerciales con otros países y en esta lonja se convocaba a los comerciantes. La riqueza de la construcción muestra que Palma fue ya desde siempre una de las ciudades de comercio pesquero más ricas del Mediterráneo, por lo que la abundancia de dinero permitió crear así uno de los edificios más bellos de España.
Actualmente se invita al edificio en ocasiones festivas y oficiales a altos mandatarios, como en el caso de la visita del presidente Johannes Rau en otoño de 2002, e incluso se realizan exposiciones.

En las estrechas callejuelas que rodean la Lonja se ha ido asentando a lo largo de los años una zona de ocio para disgusto de los vecinos, quienes desearían poder dormir alguna vez por fin, y su animación no cesa en los restaurantes y bares de tapas los fines de semana hasta bien entrada la madrugada.
En honor al arquitecto de la Lonja, Guillermo Sagrera, se le dedicó un tramo de la calle situada frente a su edificio. El Paseo Sagrera se confunde a menudo con el Paseo Marítimo, aunque comienza más atrás. Este hermoso paseo de altas palmeras fue encargado en 1930 por el ayuntamiento de la ciudad y es un lugar predilecto para dar tranquilos paseos. Los bancos frente a su fachada invitan a detenerse y disfrutar. Un recorrido histórico que vale la pena!

Esta entrada también está disponible en: Alemán Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *