Ruta de Vinos de la tierra

156_rutas_vinos_tierra_de.mp4_000017080
No solamente las denominaciones de origen Binissalem y Pla i Llevant producen vinos en Mallorca. Los viñedos fuera de estas denominaciones, por ejemplo en Inca, Andratx y Alaró también saben cultivar un buen sabor y calidad de vino, vino de la tierra.

Lo comprobamos enseguida en la bodega Santa Catarina de Andratx. Aquí tenemos el placer de presentaros el vino Blanco y Rosado del año 2.002, si usted prefiere un vino tinto, pruebe el Merlot 2.000, un vino frutal. Especialmente fino es el Gran Reserva 1997. El sótano es muy moderno, con una impresionante bodega construida con la típica piedra de Mallorca marés. Santa Catarina se encuentra en la carretera Andratx-Capdellà a 4 km. de Andratx a mano izquierda.

Próxima visita nos lleva a Alaró a las bodegas “Castell Miquel”. Esta Bodega de pocos años de antigüedad está dirigida por su propietario desde Nurnberg y toda la producción se comercializa en Alemania. Esta curiosidad no le quita calidad y sabor a sus estupendos vinos – por ejemplo los Castell Miquel Tintos y Blancos de los 2 últimos años son excepcionales y se pueden probar directamente en la bodega en Alaró. Gran responsabilidad tiene aquí el enólogo Juan Mora, el mismo hombre que crea los vinos para la Bodega Ca’n Vidalet en Pollença, otra bodega en manos de propietarios alemanes. Para encontrar “Castell Miquel” tiene que ir desde Alaró por la carretera Lloseta-Inca y después de 4 km. girar dirección Castellet.

Una vez en la carretera, siga a Inca hasta el conocido viñero Son Bordils. Esta finca es una de las más antiguas de Mallorca, ya que desde su fundación en el año 1.433 se produce el vino aquí, o sea casi 600 años! Recomendamos un vino blanco, el Chardonnay del año 2002, un vino fuerte con 13 % de alcohol, también el Muscat del mismo año y el mallorquín seco “Blanc de Raim Blanc” de la típica uva Prensal.

La leyenda dice que la razón principal por decidir Rey Jaime I de Aragón, conquistador de Mallorca, librar la isla de los moros, era para tener acceso a las tierras que producen la bebida de los dioses. Después de haber saboreado los vinos de la tierra, creerá la leyenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *