Santa Margalida: talayots y más

170_sta_margalida_de.mp4_000130400
En algún momento hace muchos miles de años arribaron hombres a la costa norte de Mallorca y descubrieron un entorno en el que podrían sobrevivir. Se supone que habitaron en cuevas y que erigieron por lo menos una parte de los talaiots como monumento funerario para sus muertos.

Los talaiots son de un tamaño impresionante pero su espacio interior es mínimo. Además estos monumentos de piedra se construían siempre en puntos que eran estratégicos para los hombres de esa época. Quien haya trepado por los enormes sillares se habrá dado cuenta de ello.
El norte y noroeste de Mallorca son muy ricos en estos yacimientos arqueológicos. Solamente en el municipio de Santa María del Camí hay 153 excavaciones que dan testimonio de que esta región había estado habitada desde tiempos muy remotos.

Aunque el pueblo se encuentra a unos 10 kilómetros de la costa posee una playa propia: la playa de Santa Margalida, con su zona turística de Can Picafort en la bahía de Alcudia. A este municipio pertenece también Son Serra de Marina. En esta pequeña ciudad viven hoy 4.500 habitantes denominados santamargaliders.

La primera iglesia parroquial de Santa Margalida se cita en los archivos por primera vez en el año 1232 y fue destruida en el siglo XIV por un incendio tras el cual se realizaron diversas obras en el edificio hasta el siglo XVIII. Desde esta fecha se han modificado solamente detalles insignificantes.

La iglesia está consagrada a Santa Margarita, cuya historia asemeja una historia de Sherezade de las Mil y una Noches. El origen y el escenario de la leyenda se remontan a la cultura árabe. Los trovadores que procedían de los países de Oriente recitaban sobre ella: la princesa inocente y encantadora que fue botín de un dragón. Con la magia de sus ojos seductores consiguió dominar a la bestia, que comenzó a seguirla como un perro leal. Los conquistadores cristianos llamaron con su nombre a este hermoso lugar. Ella y Santa Catalina Tomás son veneradas por los santamargaliders desde hace tiempo como patronas del pueblo.

En el siglo XVII dominaba en Mallorca el caos y el hambre. El clero católico se encontraba al lado de la nobleza e intentaban conjuntamente evitar cambios económicos y sociales. Uno de ellos era el conde Ramón Zaforteza de Santa Margalida, cuyo palacio se encuentra ante la casa parroquial. Quería imponer sus derechos feudales con represalias masivas contra los burgueses, quienes intentaban recuperar los suyos mediante pleitos jurídicos de modo legal. Pero Ramón Zaforteza contrató a asesinos para intimidar a los habitantes de Santa Margalida.

En noviembre de 1647 la situación se hizo insostenible y estalló: un respetado y honorable representante de Santa Margalida, Baltasar Calafat, fue asesinado en el umbral de su casa por los escuadrones de la muerte del conde. Calafat había luchado por los derechos civiles y pagado con su vida la resistencia contra el señor feudal. Sin embargo, el tiempo del conde había llegado a su fin. Los ciudadanos se habían indignado de tal manera por la muerte de Calafat que el conde tuvo que huir por miedo a la venganza y retirarse a su aislada propiedad a los pies del Galatzo. La leyenda cuenta que aún hoy el Comte Mal continua haciendo de las suyas como espíritu maligno en la cumbre del Galatzó.

Santa Margalida siempre fue un pueblo acomodado. La vista desde la plataforma tras la iglesia nos permite una impresión de los pastos de los campos cuyos cereales traían la riqueza a los habitantes. Es un paisaje amplio con colinas suaves que se adentran sin costuras en el pla de Mallorca. En el día de hoy esta región continúa siendo el granero de la isla y la región de tradiciones más ricas de Mallorca.

(Noticia 31.8.2011)
El pasado 28 de Agosto dieron comienzo las Fiestas de La Beata en Santa Margalida. En ellas, destaca la procesión de la Beata Santa Catalina Tomàs, declarada de interés turístico y que tendrá lugar el sábado día 3 de Septiembre a las 20:00. También podrán disfrutar de actividades para mayores y pequeños: un correfoc, eventos deportivos, actuaciones musicales, etc. Si lo desean, pueden consultar el programa completo de fiestas pinchando aquí.

(Jose Manuel Fernandez Molina, 13.7.2011)
¿Sabíais que mi pueblo Santa Margalida es donde nació uno de los traductores más importantes de los textos sagrados de la India?
La traducción de Mascaró del Bhagavad Gita, fruto de más de veinte años de trabajo constante, fue publicada en el año 1962. La obra tuvo un recibimiento extraordinariamente cálido por parte de la crítica y el público lector. (De hecho, ahora lleva más de cuarenta años de reediciones ininterrumpidas). Como conocedor de la cultura religiosa y como traductor del sánscrito y el pali, Mascaró fue catapultado a la fama internacional. Entre otras personalidades del mundo cultural, las versiones de Mascaró se convirtieron en lectura de cabecera de los Beatles, sobretodo de George Harrison..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *