"Brodat": El bordado mallorquín

357_brodat_es
La historia del bordado mallorquín se remonta a la Edad Media. Al principio de la época se utilizaban en la realización de mapas a modo decorativo. Cuando un erudito o un noble quería decorar su casa con algo original y entrañable, encargaba un mapa fabricado con el bordado tradicional.

Mallorca fue en un tiempo punto estratégico de las rutas navieras del mediterráneo. En ese momento, los mapas bordados empezaron a utilizarse dentro de los barcos porque la durabilidad era mucho mayor que otros hechos con pergamino tradicional, y esto desencadenó un comercio en auge.

Hoy en día el bordado se utiliza para decorar ropa, mantas y cortinas.

Seguro que todas aquellas personas interesadas en el bordado mallorquín, encuentran el ejemplar perfecto para su gusto y uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *