Mercado del Olivar

143 puestos de pescado forman el mercado más grande de Palma: el “Mercat de l’Olivar”. A pesar de que los mallorquines no son grandes comedores de pescado y marisco, en este mercado se puede encontrar cualquier cosa que proceda del mar y que arrojen las redes de los pescadores. Enormes meros, gambas de color rojo y rosa brillante, langostas vivas desde la costa norte de la isla y también de Menorca.

El Mercat del Olivar es el corazón de Palma. Así se entienden los mercados aquí. No hay nada que no se pueda encontrar. Los pasillos del mercado fueron construidos en 1941 por el arquitecto Gabriel Alomar donde antiguamente se encontraba un monasterio. Hoy en día el mercado es un lugar de encuentro para las amas de casa, solteros y gente de negocios. Subes algunos peldaños, pasas la estatua de piedra de una vendedora del mercado, y de repente te encuentras en mitad de una huerta, con sus campos de frutas y hortalizas. Los estantes, repletos de lechugas, repollos, berenjenas, calabacines, cebollas y mucho más, se han doblado por el peso. Las legumbres se encuentran en canastas, los tomates cuelgan del techo en sus ramilletes. Aparte de los limones y las naranjas con las que están familiarizados los agricultores mallorquines éstos también conocen frutas tropicales, por lo que también brillan los kiwis, aguacates, piñas y plátanos locales.

Ahora subiremos por la escalera mecánica que va a la planta más alta. Aquí aparece un escenario donde se ofrecen manjares deliciosos. Se presentan de una forma delicada picantones, faisanes, palomas… Cerdos por aquí, entrecotte de ternera por allá. Aquí cuelga el cochinillo entero junto con los despojos del cordero. No se deben pasar por alto las Sobrassadas resplandecientes, los chorizos o las Butifarras. Y a quien le pesa ya demasiado la cesta de la compra, hace una breve pausa de tapeo y se une a la charla con los comerciantes y visitantes de la barra de Teodoro Marcos. Josefina sirve sonriente un “tallat” a sus clientes, un cortado o una tapa con un vasito de jerez. El bar de Teodoro existe ya desde hace muchos años, y Josefina trabaja allí desde los 24 años.

Quién se quede hasta que el reloj del Mercat del Olivar marca las 14:00 en su pitido final, y se olvide del paso del tiempo, entre compras de frutas, verduras, pescado y carne, habrá experimentado el mercado de verdad.

Mercado del Olivar

Mercados de Navidad Mallorca: Calendario 2017

A las tradicionales exposiciones de Belenes de Navidad se añaden los mercados navideños – sin duda una influencia de la multinacional comunidad de la Isla. De hecho hay mercados de navidad no solamente por geografía – en Palma, Puerto Portals, Santa Ponsa, Alaró, etc. – sino también por nacionalidad de los organizadores: el de Plaza Cort en diciembre es escandinavo (bueno, sueco directamente); el de Santa Ponsa al lado del molino es alemán, pero el de dentro del pueblo es inglés. El de Plaza España en Palma es mallorquin – y todos son de Navidad: del árbol navideño, de bebida y comida navideña, de niños y de regalos.

Le da mucho color a Mallorca, tener mercados navideños bonitos (que hasta ahora no lo han sido mucho) – ¡ahora si que ya se les puede destacar en “Visitas inolvidables”!

Agenda actual 2017 de algunos de los Mercadillos Navideños de Mallorca – este año ha sido aún más dificil de juntar los datos, se ve que las web de ayuntamientos no se actualizan como antes, así que cualquier aportación local se agradece antemano – otros mercados, horarios diferentes, localización exacta etc.:

Fira de Nadal de Palma
24.11.2017 – 6.1.2018
Horario: de lunes a domingo de 10 a 21 horas.
Ubicación: Plaza Mayor, las Ramblas/Vía Roma y Plaza de España/Plaza de la Porta Pintada.

Mercado navideño Santa Ponça
25.11.2017 – 6.1.2018
Horario: de lunes a viernes de 17 a 22 h. y sábados y domingos de 10 a 22 h.
Ubicación: En recinto ferial “Molino de Calvià”. Urbanización Galatzó

Mercado Navideño en Misericórdia
28.11.-2.12.2017
Ubicación: Plaça de l’Hospital, 4 · 07012 – Palma

Mercadillo navideño de la iglesia escandinava
24.-26.12.2017
Horario
: a partir de las 11h
Ubicación
: Avenida Joan Miro in Cala Mayor.

Mercadet en Alaró
16.-17.12.2017

Mercado en Bodega Castell Miquel
1.-3.12.2017
Ubicación:
Alaró

Mercadillo de Navidad en Puerto Portals
15.12.2017 – 7.1.2018
Horario: 12 – 20h fines de semana, 16 – 20h durante la semana.
Ubicación: Plaza del Puerto

Calle Olmos en Palma

La calle Olmos merece este nombre, aunque no lo parezca a primera vista: en ella se alineaban en un tiempo gran cantidad de olmos. De ello da cuenta un documento histórico: el 22 de junio de 1429 aparece documentada en un decreto la prohibición de arrancar ramas de los olmos y otros árboles que poblaban esta calle.

Ahora, como entonces, la calle Olmos, o en catalán Oms, une con su ligera pendiente la parte alta de la ciudad y la calle de Sant Miquel con la calle de las flores, las Ramblas, y el Borne.

A principios del siglo XVIII se desarrollaba aquí una activa vida comercial cuyas reminiscencias aún se pueden sentir hoy: fábricas de muebles, zapaterías, lavanderías. Sus habitantes eran descritos como humildes y modestos… la herencia continua hasta nuestra época. En un paseo por la ciudad, varias cafeterías invitan al visitante a hacer una pequeña pausa, con una tranquilidad que se hizo posible a comienzos de los años 90, cuando la travesía se convirtió en peatonal eliminando el ruido de los coches. Desde entonces esta calle le invita a detenerse y a hacer compras.

Dijous Bo: La feria de Inca el 17.11.2016

No cada día es un día bueno, pero uno puede estar seguro de que el tercer jueves de noviembre será cada año un “buen jueves”, Dijous Bo – por lo menos en Inca.

El Dijous Bo, la feria de más renombre de Mallorca, tiene lugar en Inca, una ciudad conocida por su industria de calzado y marroquinería.

Con el Dijous Bo se cierra en Inca la tradicional feria de otoño cuyo origen se remonta a 1543. Se trata de una serie de ferias que comienzan el domingo después de San Lucas, en octubre y se extienden a los tres domingos siguientes. El cuarto domingo no es un día de feria, pero en su lugar lo es el jueves de la siguiente semana, el Dijous Bo.

En esta gran feria se puede encontrar casi de todo, desde manualidades artísticas hasta productos industriales, incluida una muestra de maquinaria agrícola. También es posible comprar animales e incluso se celebran concursos tras los cuales se exhiben algunos ejemplares magníficos. La cantidad de expositores es muy grande, así como lo es la oferta de productos. Es por ello que cada año el Dijous Bo reúne a masas de visitantes que no se lo quieren perder, independientemente del tiempo que haga.

El programa de actos comienza ya unos días antes con numerosas y variadas propuestas para cada público, entre las que podemos destacar el concurso de pintura, la subasta del cerdo negro mallorquín y el Rallye Dijous Bo.

Para encontrar un sitio donde aparcar en Inca ni siquiera este jueves es bueno, es mucho más recomendable acercarse en tren. En Palma la estación está situada en la Plaça d’Espanya, en pleno corazón de la ciudad.

Dijous Bo: La feria de Inca el 17.11.2016

BipBip Supermercado Costa de la Calma

Un supermercado de tamaño mediano, con pan fresco todos los días – pago por separado – fruta y verduras, licores y vinos, droguería y alimentación en general.

BipBip Supermercado Costa de la Calma

Horario

En verano abierto todos los días 9-22h, en invierno Lunes a Sábado 9-16h.

Contacto

Extras

  • Opción vegetariana
  • Parking cerca
  • Tarjeta de crédito

Santa María, mercado y telas

Santa María es un pueblo al que llevan una gran cantidad de caminos. Quien se acerque desde Alaró a través de las arboledas de almendros encontrará restos del antiguo pavimento romano.
El Ayuntamiento pertenece a la Mancomunidad Es Raiguer y tiene una superficie de unos 38 km2. El agua llega al valle a través de un torrente y se cree que los primeros asentamientos árabes, la alquería camarossa, surgieron aquí.

La finca y posesión Son Torella aparece citada en los archivos ya en el siglo XIV. Tras la conquista de Jaume I y la caída de Palma en manos de los cristianos en el año 1229 hubo un segundo campo de batalla: los grandes ejércitos árabes siguieron el antiguo camino romano hacia el noroeste en dirección del Cami para encontrar cobijo en el castillo de Alaró. Pero erraron, ya que poco tiempo después casi la mitad de la isla cayó en manos de las fuerzas del rey sin resistencia.

Hoy viven en este ayuntamiento, a 130 metros sobre el nivel del mar, unos 1.300 habitantes denominados Santamariers. Por la semana reina un silencio casi sospechoso, pero esto cambia cada domingo cuando comienza el mercado temprano por la mañana.

En Santa María despuntan dos torres, una de las cuales es parte de la iglesia parroquial. La iglesia actual se construyó en el siglo XVIII y está dedicada a Nuestra Señora del Cami. En el siglo XVI se trasladó un convento de las afueras de Palma a un lugar entre Palma y Alcudia, así nació el Convent. Su claustro interior está abierto a los visitantes durante el día.

El pueblo de Santa Maria es conocido dentro y fuera de la isla por sus telares. Desde hace tres generaciones la familia Bujosa mantienen firmes en sus manos los hilos de su telar. En él se fabrican las llamadas robes de llengo, telas de algodón-lino y seda, que son tejidas mediante una complicada técnica denominada picard creando motivos gracias a la coloración de la urdimbre. Los  telares, que recuerdan a los comienzos de la Revolución Industrial, son manejados por 6 empleadas, aunque esta empresa continúa siendo una empresa familiar.

Al atardecer la silueta de la Serra de Tramuntana aparece vista desde Santa María como de un azul frío y transparente. Entre ambas mesetas de Castell de Alaró y Son Cadena sobresale la coma de los Tossals Verds. Más hacia el norte se reconoce la poderosa loma del Massanella.

Sandías del mercado de Sineu

Sineu se encuentra en el centro geográfico de la isla y ha sido desde el tiempo de ocupación árabe el granero de Mallorca. El Archiduque Luis Salvador ya menciona el mercado de Sineu en sus libros sobre las Baleares publicados a finales del siglo XIX. En aquel entonces ya tenía lugar el mercado semanal los miércoles y la feria una vez al año.

Pero el mercado ha cambiado. Hoy día ya no se pesa más grano, sino que se ha convertido en punto de encuentro de todos los campesinos del Pla, la llanura de Mallorca, que lo visitan para comprar un pollo o aumentar el número de conejos en el establo.

Pero quien deja el mercado de animales y sube hasta la iglesia verá su esfuerzo ricamente recompensado. Los campesinos de los alrededores ofrecen aquí fruta fresca y madura con la que ningún supermercado puede competir: cerezas, melocotones, manzanas y, sobre todo, los melones más dulces. Las campesinas venden hierbas aromáticas plantadas por ellas mismas: romero, lavanda y albahaca. De sus huertos vienen los gladiolos frescos, así como las judías, cabezas de ajo y los mejores tomates de la temporada.

Llegando al mercado a las 9 de la mañana aún podremos dejarnos invadir por el aroma de las especias empaquetadas en pequeñas bolsitas. Todo el mercado es un recreo para nuestros ojos y un festín de los aromas más delicados. Los alfareros ofrecen sus obras de barro junto a los cesteros, a los que podremos comprar un cesto típico. Incluso desde camiones se venden sandías gigantes, que apagaban la sed de los campesinos y los habitantes de Sineu en una época en que las bebidas no salían de las neveras. No han perdido su atractivo, los frescos melones y sandías del mercado de Sineu.

Sandías del mercado de Sineu

Ruta de Vinos de Binissalem

La región de Binissalem es una de las dos regiones vinícolas que puede utilizar “Denominaciò d’Origen” en sus etiquetas, una reglamentación estatal por garantía de origen, que al mismo tiempo garantiza calidad. En total se plantan hoy mas o menos 390 Ha. de sarmiento. Del mosto de estas uvas el 80% tiene como destino el vino Tinto y Rosado, y tan solo el 20% es para el vino Blanco.El vino tinto tiene que contener al menos el 50% de uva Mallorquina “Manto Negro“. Para el vino blanco la uva Mallorquina se llama “Moll/Prensal Blanc“. Es muy común juntar la uva de Mallorca con la uva francesa Cabernet Sauvignon. Gracias a los esfuerzos de los viñadores, el vino de Mallorca es conocido en todo el mundo. El “Consell Regulador“ le concedió varias veces la nota “excelente“ y las bodegas mallorquinas se centran cada dia más en la calidad

Comenzamos ahora la ruta del vino de Binisalem con sus más importante Bodegas.

En la salida de Santa Maria dirección Consell, encontramos la bodega Macià Batle. Desde el año 2000 la guía nacional “Gourmet” califica el vino “Macià Batle Blanc de Blanc” como uno de los mejores en España. Con sus 13 grados, extraído del sarmiento Isleño Prensal Blanc/Moll, este vino tiene un aroma frutal.

Desde Santa Maria vamos a Santa Eugenia. A la entrada, encontramos la bodega “Viña Taujana”. Aquí sugerimos el “Negro” del año 2001 o el “Moll”, un vino blanco clásico. No dejen de probar también el vino de mesa que les servirán directamente del barril.

Dejamos Santa Eugenia y nos dirigimos a Sencelles, en el camino rural Camí del Horts visitamos la bodega “Vins Ca Sa Padrina”. Aquí “El Manto Negro”es el único vino que se vende en botella.

“Ca’n Ramis” es otra Bodega que se encuentra en Sencelles a 50 metros de la iglesia. El vino Serral “Can Ramis” del 2001, es un vino fuerte, el que hay que acompañarlo con algo de comer, nada mejor para ello que degustarlo en el Restaurante que está al lado de la misma bodega.

Entre Sencelles y Binissalem, encontramos la finca “Son Roig”, propiedad de la bodega “Antonio Nadal Ros”. Su vino “Tres Uvas” son cuvées de tres cepas, Manto Negro, Callet y Monastrell. El vino típico de la Región, en el que podemos apreciar el amor que Don Antonio tiene por su uva Manto Negro.

Continuamos en dirección a Binissalem, Ciudad del Vino y buscamos en el centro del Pueblo la calle Ramon Llull, 2, donde se encuentra la bodega “Vins Nadal”. Aquí se une la tecnología moderna con los conocimientos de cientos, quizá miles de años de tradición viticultura. Poner nuestra atención en el vino tinto “Albaflor Crianza” del año 2001 reposado durante solo 9 meses, obtiene un aroma equilibrado, que nos invita a seguir degustándolo. Asi mismo, el “Merlot 110” que aparte de la uva Manto Negro, contiene también la uva francesa Merlot y que recuerda a fruta del bosque. En la parte antigua de la Bodega, vale la pena, y es muy interesante, visitar el sótano construído en la tipica piedra de Mallorca, marés.

A la salida de Binissalem dirección Consell nos encontramos con el mas conocido representante de todos los caldos de Binissalem, la bodega José Luis Ferrer. Muy buenos y conocidos de “Ferrer” son sus reservas y crianzas, los vinos Veritas clásicos y ricos en aromas, para no olvidar sus cavas. Visitar la bodega es toda una experiencia.

Para terminar entramos en Consell para visitar la Bodega de las hermanas Ribas de quien se dice tener las mejores cepas de Mallorca. La Bodega de “Hereus de Ribas” es una tìpica finca mallorquina del siglo XVII. Los vinos Ribas están desde hace años entre los mejores de España y el vino Ribas de Cabrera es el mejor vino de esta bodega, suave y de color rubí.

Si le ha gustado visitar con nosotros las bodegas de la denominación de origen Binissalem, le gustará también el reportaje de los vinos Pla i Llevant y de los vinos de la tierra.