Moros y Cristianos en Sóller 14.5.2018

El día de los Moros y Cristianos que tiene lugar el 9 de mayo no transcurre según un gran rigor histórico. El origen del espectáculo actual es la restauración del dominio turco sobre el Mediterráneo a finales del siglo XV, comenzando su desfile de robos y abordajes en el Mediterráneo occidental partiendo desde Africa. El intento de Carlos V de Habsburgo de vencer a los piratas junto con Aragón, Castilla y Baleares no tuvo éxito. A mediados del siglo XVI no existía ningún lugar en la costa que estuviese seguro de sus saqueos, algo que podrían confirmar los habitantes de Alcudia, Andratx, Pollença y Sóller. Las atalayas de vigilancia repartidas por toda la isla son los testigos de aquellas amenazas piratas.

Los sollerics celebran cada 11 de mayo la victoria de una batalla que tuvo lugar en 1561. La manera en que se venció es algo que seguramente desconocen por lo menos los más jóvenes, pero en cualquier caso todos quieren hacer el papel de turcos, muy bien pintados de negro, que persiguen a las mujeres y navegan en barco.

Después de las 3, la hora anunciada de comienzo, los turcos parten hacia el ancho mar para volver inmediatamente después con sus increpaciones. En la playa los esperan los cristianos, que llenan sus escopetas de pólvora mezclada por ellos mismos y disparan constantemente al aire.

Las mujeres mallorquinas se mantienen primero algo al margen y entonan sus canciones de guerra. A las valientes mujeres de Sóller se les atribuye a fin de cuentas la victoria contra los turcos al atacar en el momento en que sus hombres parecían sucumbir.

Como espectador es necesario tomarse el espectáculo con humor y dejar mejor en casa la gorra cara adquirida en la tienda náutica…

Paguera, paraíso del turista

Paguera – Puede apreciarla inmediatamente desde su primera visita a Mallorca o después de muchos años en la isla. Souvenirs, tiendas para los residentes, hoteles, restaurantes, etc. todo al alcance de la mano.

El Paseo Marítimo -al igual que el de Magaluf- complicó un poco la circulación por la zona, pero la hizo también más bella. Las playas de La Romana, Palmira y la Torá, con cómodos accesos cada 100 m desde el Paseo Marítimo, vigilantes desde el primer café hasta la puesta de sol…Y por si fuera poco, la montaña de Basilea que brinda al turista la posibilidad de realizar numerosas excursiones, sobretodo en temporada baja, cuando el calor no fastidia la diversión. En temporada alta hay también muchas actividades comerciales y de ocio.

Distancias:
Paguera – Palma de Mallorca: ca. 24 km
Paguera – Puerto Adriano: 9,3 km
Paguera – Puerto Portals: 11 km
Paguera – Puerto Andratx: 9,1 km

Paguera, paraíso del turista

Tren de Sóller: un viaje único

¿Viajar en tren es aburrido? Entonces realice un viaje con el tren histórico que sale diariamente de la Plaza de España en dirección a Sóller. Durante el trayecto podrá disfrutar de los naranjos, las flores y de los verdes árboles hasta que tras atravesar 13 túneles llegue a la estación final: Sóller.

Desde 1912 este tren recorre el trayecto a Sóller desde Palma. El llamado “rayo rojo” necesita una hora para cubrir los 27 kilómetros de distancia. No es precisamente un paso rápido, pero en cambio permite a los pasajeros contemplar con tiempo el paiseje que se extiende ante ellos. Además este tren discurre por la parte más hermosa de la Tramuntana, entre arboledas de naranjos limoneros.

La estación final es Sóller, donde en un tiempo se cargaban los cítricos para su transporte a Palma, ya que a comienzos del siglo XX se habían descubierto los efectos positivos de la vitamina C sobre la salud. Por ello la demanda de naranjas era muy alta y los mallorquines entraron de lleno en el negocio de la exportación.

El 16 de abril de 1912 partió el tren por primera vez, como aún lo hace hoy, de la estación de tren estilo Art Nouveau. Desde ese viaje inicial no ha cambiado mucho, sólo el hecho de que ahora el rayo rojo transporta turistas en lugar de naranjas. Una vez al día se realiza un viaje especial en el que el tren se detiene durante 10 minutos en una plataforma para dar tiempo a los pasajeros a hacer una foto inolvidable.

Hotel Bon Sol en Illetas

En una ubicación excepcional a tan sólo 8 km. de Palma, dominando su pequeña cala de arena fina se encuentra el hotel resort  Bon Sol con todas las comodidades de un hotel urbano.

Sus terrazas y habitaciones, totalmente equipadas y con espléndidas vistas a la Bahía de Palma, harán de sus vacaciones una experiencia única e inolvidable.

Durante todos los meses del año, podrán Uds. disfrutar de innumerables instalaciones de ocio y deporte: Spa con sauna, solarium, baño de vapor, piscina climatizada, piscinas de agua de mar,  pista de tenis, minigolf.

El Hotel cuenta con la certificación “Q”  de calidad y forma parte de la Asociación de hoteles exclusivos “Reis de Mallorca”. Su ambiente íntimo y atento servicio, harán que usted se sienta como un rey.

Hotel Bon Sol en Illetas

Contacto

Extras

  • Ascensor
  • Facebook
  • Internet
  • Medias raciones
  • Menú para niños
  • Opción vegetariana
  • Parking cerca
  • Parking propio
  • Rincón de juegos infantil
  • Tarjeta de crédito
  • Vistas mar

Via Crucis en Palma de Mallorca

El Viernes Santo podrá asistir en las escaleras de la Catedral de Palma a una peculiar representación del Via Crucis. Los dramáticos momentos del camino con la cruz y la crucifixión de Cristo son puestos en escena con textos del poeta mallorquín Llorenç Moyà por el grupo de teatro “Taula Redonda”. Esta representación constituye el punto álgido cultural de la Pascua y, gracias a los sensibles versos y las capacidades teatrales del grupo, se establece entre los intérpretes y el público una relación muy particular.

La pieza se representa cada año ante el impresionante escenario de la Catedral el Viernes Santo a las 12:00 h.

Via Crucis en Palma de Mallorca

Semana Santa en Palma

La semana de Pascua es un verdadero espectáculo. Las celebraciones comienzan el Domingo de Ramos con la misa de la Pasión en la Catedral de Palma. Sacerdotes y creyentes recorren las calles precedidos por el obispo de Palma mientras se bendicen con agua bendita las ramas de palmeras y olivos que también portan numerosos espectadores.

En Semana Santa las enormes imágenes de Cristo, de la Virgen y de algunos santos son acompañadas a través de la ciudad por inquietantes encapuchados embozados en sus largos capirotes. Así, por ejemplo, el Jueves Santo los silenciosos miembros de las diversas cofradías crean un ambiente medieval en la procesión del Crist de la Sang, piel de gallina incluida.

Esta procesión, documentada desde el año 1554, es una de las más importantes. La cofradía más antigua se remonta también a esa época. Existen 30 cofradías sólo en Palma, unas 50 en toda Mallorca, fundadas la mayoría de ellas a comienzos del siglo XX y particularmente en los años 40 y 50, aunque algunas de ellas tienen su origen en los años 90.

Las cofradías se diferencian en los distintos colores de sus ropajes y por sus estandartes y todas ellas portan su propio crucifijo y sus imágenes de santos
La ceremonia de los penitentes silenciosos, y silenciosas, ya que a menudo se encuentran mujeres entre los cofrades e incluso existe una cofradía a la que no tienen acceso los hombres, comienza por la tarde en la Plaza de l’Hospital y atraviesa el interior de la ciudad recorriendo, entre otras, la calle Olmos, San Miguel, Colom, Plaza de Cort, Paseo del Borne, Jaime III y Bonaire, hasta la Iglesia de la Sang.

Cada cofradía es acompañada por una banda de música que determina el ritmo del paso con sus golpes de tambor. El Cristo de la Sang es la imagen de la Crucifixión más importante de Palma. Cuando los penitentes han recibido su bendición en las misas puede dar comienzo la fiesta de Pascua.

También los pueblos se visten de gala y celebran procesiones y misas.

La misa de la tarde del Domingo de Pascua es particularmente recomendable ya que es la misa más importante del año con la asistencia de un gran número de sacerdotes de toda Mallorca. El Obispo de Mallorca celebra esta misa, cuyo punto álgido es la renovación del aceite de los sacramentos. Los aceites, provinientes de Bunyola, son bendecidos junto con el pan, el agua y el vino. La Seu reluce ese día no sólo por fuera, ya que la atmósfera en su interior, al mismo tiempo esplendorosa y de recogimiento, la hacen singular.

Semana Santa en Palma

Costa de la Calma

Costa de la Calma: un sitio donde puede relajarse en la playa, en el mar o en el bosque. Costa de la Calma está situada entre Santa Ponsa y Paguera, fácil de encontrar siguiendo la Autopista Palma – Andratx, tomando su propia salida o bien en transporte público.

Aquí puede encontrar tiendas, restaurantes, bares…

Costa de la Calma no es solamente un sitio de vacaciones. Aquí viven cerca de 1000 habitantes de diferentes nacionalidades; buscaban la calma y aquí la han encontrado.

Costa de la Calma

Soller, visita estrella del norte

Sóller es un pueblo encantador en el nord-oeste de Mallorca.

Este pueblo está situado en un fértil valle en forma de cuenco que es conocido por sus naranjos y olivares. El valle y sus montañas dentro de la Serra de Tramuntana son destinos muy populares para las personas de todo el mundo, especialmente para aquellos amantes de los deportes y la naturaleza. Sus paisajes te inspiran o simplemente  te permiten relajarte y disfrutar de la paz de la Serra de Tramuntana.

El famoso “Tren de Sóller” conecta el pueblo con Palma de Mallorca, realiza la misma ruta desde que se inauguró a principios del  Siglo XX. Es también una visita muy recomendada, el paseo en tranvía por el pueblo hasta el Puerto de Sóller, donde podrá disfrutar de la playa y de una amplia oferta de restaurante y comercios.

Un paseo por el pueblo es una  experiencia fascinante. Hay casas que tienen su origen en el  siglo 14 o incluso anteriores y tienen un gran número de edificios modernistas. En particular, la parroquia de San Bartolomé y el banco junto a ella que están en la  “Plaza de la Constitución” junto con “Can Prunera en la calle”  Carrer de Sa Lluna ” y una gran parte de las casas de ‘Gran Vía’.

Soller, visita estrella del norte

La Lonja en Palma

La Lonja no es, como algunos creen, el antiguo lugar de comercio de pescado, sino la antigua sede del gremio de pescadores de Palma.

El famoso arquitecto del siglo XV Guillem Sagrera la edificó por encargo de la cámara de comercio entre 1426 y 1447, creando así una perla del arte gótico en Palma.

La Lonja se construyó para albergar las reuniones de los comerciantes, una especie de centro de congresos. A comienzos del siglo XV Palma mantenía ya 25 representaciones comerciales con otros países y en esta lonja se convocaba a los comerciantes. La riqueza de la construcción muestra que Palma fue ya desde siempre una de las ciudades de comercio pesquero más ricas del Mediterráneo, por lo que la abundancia de dinero permitió crear así uno de los edificios más bellos de España.
Actualmente se invita al edificio en ocasiones festivas y oficiales a altos mandatarios, como en el caso de la visita del presidente Johannes Rau en otoño de 2002, e incluso se realizan exposiciones.

En las estrechas callejuelas que rodean la Lonja se ha ido asentando a lo largo de los años una zona de ocio para disgusto de los vecinos, quienes desearían poder dormir alguna vez por fin, y su animación no cesa en los restaurantes y bares de tapas los fines de semana hasta bien entrada la madrugada.
En honor al arquitecto de la Lonja, Guillermo Sagrera, se le dedicó un tramo de la calle situada frente a su edificio. El Paseo Sagrera se confunde a menudo con el Paseo Marítimo, aunque comienza más atrás. Este hermoso paseo de altas palmeras fue encargado en 1930 por el ayuntamiento de la ciudad y es un lugar predilecto para dar tranquilos paseos. Los bancos frente a su fachada invitan a detenerse y disfrutar. Un recorrido histórico que vale la pena!