Fornalutx, pueblo con magia

315_fornalutx_de.mp4_000002440
Fornalutx tiene la magia de un pequeño pueblo de montaña y el encanto de la antigüedad bien conservada. Con varios galardones, tiene la fama de ser una de las reliquias arquitectónicas de los mallorquines.

El el pueblo se sitúa en un valle que llega hasta el pueblo cercano de Sóller, por lo que sus vistas son impresionantes.

Las tejas pintadas forman uno de las peculiaridades de este pueblo. Ésta fue una tradición extendida desde el siglo XVII en la isla de Mallorca y en Fornalutx es donde más hincó este arte.

Fornalutx fue hace más de mil años una alquería islámica. Hoy, resiste el paso de los años de la mejor forma posible. Con calles empedradas y escalinatas de piedra viva, sus habitantes tienen en cuenta su cuidado. Por ello, si usted pasea entre sus calles, observará portales esmeradamente adornados y vegetación extremadamente cuidada que hacen de este pueblo una pequeña joya en plena Sierra de Tramuntana.

Si usted pasea por aquí a principios de Septiembre no olvide observar el conocido buey de Fornalutx. Apto para los más mañaneros, el rito se celebra a las ocho de la mañana en plenas fiestas locales. Acapara a centenares de personas y consiste en descender el animal desde la parte alta del pueblo y pasearlo por sus calles mientras una muchedumbre sigue el camino del animal.

Fornalutx

Un pensamiento en “Fornalutx, pueblo con magia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *