Binissalem, ciudad del vino

Aún hoy, nombres de lugares como Biniali, Bunyola o Banyalbufar dejan entrever su fundación en la época árabe. Los musulmanes habían dividido Mallorca en 13 distritos cuya administración estaba organizada según un modelo unitario. Uno de estos distritos era la actual Binissalem y sus señores los Rubines, nombre que aún se conserva en una parte de la ciudad del vino.

Tras la conquista cristiana en el año 1129, Jaime I dividió Mallorca entre su séquito y sus prestamistas. Su hijo, Jaime II, fundó en 1276 el reino de Mallorca y encargó a dos grandes terratenientes el agrupar en pueblos a la población que vivía esparcida por la isla. A ello se atribuye la fundación de Binissalem en el año 1300. En el año 1248 se edificó una parroquia, aunque los fundamentos de la iglesia actual datan del siglo XV. La iglesia domina aún hoy el paisaje general de Binissalem de una manera que ni su constructor, el arquitecto Bernat Febrer ni sus comitentes podrían haber imaginado ni en sueños a pesar de su creencia en la eternidad.

La iglesia se terminó en el siglo XVII y está dedicada al patrón de Binissalem y a Nuestra Señora de la Asunción, habiendo sido construida con piedra de los alrededores cercanos. Los binissalamers tienen una secular tradición en todo tipo de cantería. Por ello la comunidad ha honrado a sus picapedrers, los canteros, con una estatua situada directamente delante de la iglesia.

Las antiguas casas de Binissalem dan testimonio de la gran destreza de sus artesanos. Uno de los más hermosos ejemplos de su impresionante arte de construcción lo constituye Can Gelabert. Esta casa se distingue de las otras por sus frescos naturalistas en tonos pastel, de estilo pompeyanos y ha sido restaurada minuciosamente en los últimos años. En esta casa nació en 1916 Llorenç Moyá, quien escribió como dramaturgo importantes piezas de teatro.
Moyá cultivó una gran amistad con Llorenç Villalonga, que se había instalado en Binissalem como médico. Este instruido psiquiatra logró entrar en el mundo de la literatura mundial con su novela Mort de Dama, mientras que su novela Bearn fue llevada al cine empleando como plató el pueblo de Orient.

El ayuntamiento de Binissalem, con sus alrededor de 5.000 habitantes , constituye con otros 10 ayuntamientos la Mancomunidad Raiguer. Esta agrupación comarcal, cuya ciudad más grande es Inca, gestiona sobre todo el trabajo de lobby y una política común. La industria del calzado y del cuero son, junto con las distintas manufacturas artesanales, el apoyo económico principal de estas regiones aunque, y a pesar de los ingresos en descenso, se sigue practicando la agricultura tradicional.

Binissalem ha ganado en las últimas décadas un notable auge como ciudad vinícola. Cuando a finales de septiembre tiene lugar la fiesta del vermar, la cosecha, la ciudad se llena de visitantes de toda Mallorca. El aumento constante de la calidad del vino tinto de las antiguas bodegas es observado desde hace tiempo en la Península. En verdad no tienen nada que temer los tintos de Binissalem frente a los Riojas o los tintos de Navarra en los segmentos de precios medios.

Por otra parte algunos amantes del vino se entusiasman por el romanticismo de Binissalem cuando por la tarde el sol poniente hace resplandecer los picos cercanos de la Serra de Tramuntana con una luz cuyo esplendor de matices no podría ser recogido por ningún fotógrafo o pintor en un cuadro.

Bodegas Miquel Oliver en Petra

Punto de encuentro para los amantes del vino mallorquín. Tradición. Familia. Modernidad. Calidad. Bodega de vino. Enoturismo. Comprar vinos. Mallorca vino. Visita guiada y cata. Cursos de cata. Eventos. Tapas. Bodega en Mallorca. Vino Reserva. Vinos tintos. Aia. Ses Ferritges. Original Muscat Miquel Oliver. Mont Ferrutx. Syrah. Son Caló. Xperiment. 1912. Alegria. Comidas maridaje.

Bodegas Miquel Oliver en Petra

Horario

Lunes a viernes de 10.00 a 18.00h y los sábados de 11.00 a 13.30h

Contacto

Extras

  • Acceso minusvalidos
  • Facebook
  • Para llevar
  • Parking cerca
  • Parking propio
  • Rincón de juegos infantil
  • Tarjeta de crédito
  • Visita guiada

Telas típicas de Mallorca

En Pollença y Santa María del Camí existen aún talleres que elaboran telas con bobinas impulsadas. Su particularidad radica en los hilos de urdimbre de colorido estampado y su diseño ornamental se obtiene mediante un baño de color de engrudo o tierra. Los patrones para la distribución de la urdimbre son un secreto de cada taller bien guardado durante generaciones.

Los hilos de la trama de las telas tejidas a mano son siempre blancos, mientras que el ancho del paño está limitado, ya que debido a la estructura técnica de los telares manuales no puede exceder los 80 ó 100 cm. Es particularmente típico de los tejidos mallorquines el diseño en forma de llama – “robes de llengo” – de algodón, lino o seda. La mezcla de algodón y lino presenta una gran resistencia y soporta además el lavado a máquina. A propósito, los paños tejidos a mano se distinguen porque el derecho y el revés muestran siempre el mismo estampado. Si el revés de la tela es más claro se trata de una impresión.

Ruta de Vinos de Binissalem

La región de Binissalem es una de las dos regiones vinícolas que puede utilizar “Denominaciò d’Origen” en sus etiquetas, una reglamentación estatal por garantía de origen, que al mismo tiempo garantiza calidad. En total se plantan hoy mas o menos 390 Ha. de sarmiento. Del mosto de estas uvas el 80% tiene como destino el vino Tinto y Rosado, y tan solo el 20% es para el vino Blanco.El vino tinto tiene que contener al menos el 50% de uva Mallorquina “Manto Negro“. Para el vino blanco la uva Mallorquina se llama “Moll/Prensal Blanc“. Es muy común juntar la uva de Mallorca con la uva francesa Cabernet Sauvignon. Gracias a los esfuerzos de los viñadores, el vino de Mallorca es conocido en todo el mundo. El “Consell Regulador“ le concedió varias veces la nota “excelente“ y las bodegas mallorquinas se centran cada dia más en la calidad

Comenzamos ahora la ruta del vino de Binisalem con sus más importante Bodegas.

En la salida de Santa Maria dirección Consell, encontramos la bodega Macià Batle. Desde el año 2000 la guía nacional “Gourmet” califica el vino “Macià Batle Blanc de Blanc” como uno de los mejores en España. Con sus 13 grados, extraído del sarmiento Isleño Prensal Blanc/Moll, este vino tiene un aroma frutal.

Desde Santa Maria vamos a Santa Eugenia. A la entrada, encontramos la bodega “Viña Taujana”. Aquí sugerimos el “Negro” del año 2001 o el “Moll”, un vino blanco clásico. No dejen de probar también el vino de mesa que les servirán directamente del barril.

Dejamos Santa Eugenia y nos dirigimos a Sencelles, en el camino rural Camí del Horts visitamos la bodega “Vins Ca Sa Padrina”. Aquí “El Manto Negro”es el único vino que se vende en botella.

“Ca’n Ramis” es otra Bodega que se encuentra en Sencelles a 50 metros de la iglesia. El vino Serral “Can Ramis” del 2001, es un vino fuerte, el que hay que acompañarlo con algo de comer, nada mejor para ello que degustarlo en el Restaurante que está al lado de la misma bodega.

Entre Sencelles y Binissalem, encontramos la finca “Son Roig”, propiedad de la bodega “Antonio Nadal Ros”. Su vino “Tres Uvas” son cuvées de tres cepas, Manto Negro, Callet y Monastrell. El vino típico de la Región, en el que podemos apreciar el amor que Don Antonio tiene por su uva Manto Negro.

Continuamos en dirección a Binissalem, Ciudad del Vino y buscamos en el centro del Pueblo la calle Ramon Llull, 2, donde se encuentra la bodega “Vins Nadal”. Aquí se une la tecnología moderna con los conocimientos de cientos, quizá miles de años de tradición viticultura. Poner nuestra atención en el vino tinto “Albaflor Crianza” del año 2001 reposado durante solo 9 meses, obtiene un aroma equilibrado, que nos invita a seguir degustándolo. Asi mismo, el “Merlot 110” que aparte de la uva Manto Negro, contiene también la uva francesa Merlot y que recuerda a fruta del bosque. En la parte antigua de la Bodega, vale la pena, y es muy interesante, visitar el sótano construído en la tipica piedra de Mallorca, marés.

A la salida de Binissalem dirección Consell nos encontramos con el mas conocido representante de todos los caldos de Binissalem, la bodega José Luis Ferrer. Muy buenos y conocidos de “Ferrer” son sus reservas y crianzas, los vinos Veritas clásicos y ricos en aromas, para no olvidar sus cavas. Visitar la bodega es toda una experiencia.

Para terminar entramos en Consell para visitar la Bodega de las hermanas Ribas de quien se dice tener las mejores cepas de Mallorca. La Bodega de “Hereus de Ribas” es una tìpica finca mallorquina del siglo XVII. Los vinos Ribas están desde hace años entre los mejores de España y el vino Ribas de Cabrera es el mejor vino de esta bodega, suave y de color rubí.

Si le ha gustado visitar con nosotros las bodegas de la denominación de origen Binissalem, le gustará también el reportaje de los vinos Pla i Llevant y de los vinos de la tierra.

Tienda de vinos en Bodegas J.L. Ferrer

¡Nueva tienda de vinos en Bodegas José Luis Ferrer!

Hace ya más de 80 años las Bodegas J.L. Ferrer apuestan firmemente por la calidad y la innovación… el nuevo paso en esta dirección es la apertura de una tienda de vinos con un pequeño espacio para productos gourmet dentro de las Bodegas en Binissalem.

Aquí podrán realizar catas de los fantásticos y premiados vinos de las Bodegas, deleitarse con manjares propios de la tierra y, en sobre todo llevarse a casa la luz y la magia de los productos de las Bodegas José Luís Ferrer en Binissalem.

Tienda de vinos en Bodegas J.L. Ferrer

Contacto

Extras

  • Parking cerca
  • Visita guiada

Cuchillos de Consell

Los cuchillos de Consell son uno de los utensilios artesanos más antiguos de la isla que se fabrican aún hoy a mano en las pequeñas herrerías del pueblo utilizando la chimenea y el yunque. Los campesinos los utilizan diariamente durante el trabajo en los campos y en sus huertos. Los cuchillos artesanos no son inoxidables, pero a cambio su corte es excelente y pueden ser afilados muy fácilmente.

Encontrará cualquier tipo de instrumento para cortar, desde una navaja hasta un cuchillo de trinchar, de los distintos tamaños y modelos, también entre los objetos de cualquier mercado semanal de la isla. Atrévase tranquilamente a echar un vistazo por las viejas ferreterías de los pueblos o por el casco antiguo de Palma, donde podrá comprar tanto cuchillos de Consell como otros originales recuerdos de las vacaciones. Además, estos cuchillos no desvalorizan la elegante tabla de cuchillos de una cocina de diseño…

Bodegas Ferrer en Binissalem

En Binissalem, pueblo de tradición vinícola por excelencia, a medio camino entre el llano y la sierra de Mallorca, las bodegas José Luis Ferrer abren sus puertas.

JOSÉ LUIS ROSES LAMBOURNE: “Bienvenidos a nuestra casa. Esperamos que disfruten de la visita y de nuestros vinos”…

Aquí, en las tierras más apropiadas para la viña de la isla, alrededor de noventa hectáreas sirven para cultivar la uva que esta casa utiliza para elaborar una amplia gama de vinos con denominación de origen.

Desde que José Luis Ferrer decidiera emprender este negocio vinatero en el año 1931 han pasado ya cuatro generaciones.

Hace años que esta empresa reserva un espacio en sus bodegas para combinar barricas de los mejores robles del mundo con diferentes vinos para conseguir excelentes resultados.

La última creación de la bodega de Binissalem ha sido su serie de vinos ecológicos. Pedra de Binissalem, vinos de intenso color y con aromas de fruta, elaborada con las uvas Mantonegro y Cabernet, proveniente de la finca ecológica Sa Pareteta, propiedad de la casa Ferrer.

De la serie tradicional, el Veritas Blanc 2009 es ahora uno de los productos estrellas. Recibió la medalla de plata en la 17ª edición Concurso Mundial de Bruselas en 2010. El crianza 2007, premio Bachus de Oro de la Unión Española de Catadores ha resultado exquisito. También el sorprendente Brut Veritas o el reconocido Veritas Dolç demuestra el trabajo artesanal de los bodegueros José Luis Ferrer.

En un ambiente auténtico y cargado de historia usted puede visitar la bodega y disfrutar de una degustación de vinos Ferrer. O también puede organizar su próximo evento de empresa o privado en la Bodega. La sala, los vinos y hasta los menús harán de su celebración un acto original y único.

In vino veritas: en el vino está la verdad.

Noticia (30.09.2011): Un año más,  Bodegas J.L Ferrer vuelve a triunfar en la XVI edición de los prestigiosos premios “Mezquita de Córdoba”.  En esta ocasión han recibido dos  galardones “Mezquita de Oro” por los vinos CRIANZA 2008, que destaca por su tradición y por ser icono de nuestra isla y VERITAS DOLÇ 2010 que es es un vino dulce e innovador. ¡Enhorabuena!

Bodegas Ferrer en Binissalem

Contacto

Extras

  • Para llevar
  • Parking cerca
  • Visita guiada

Santa Eugènia, auténtico encanto

Ya ha pasado más que un siglo desde que el Archiduque Luis Salvador dirigiera sus pasos desde Consell hasta Santa Eugenia. Hemos seguido su rastro y hemos visitado el pequeño pueblo en el pla, la planicie central de Mallorca.

Si se quiere captar el encanto de la auténtica Mallorca, Santa Eugenia es el lugar adecuado que ofrece al visitante más que un panorama pintoresco de la amplia planicie. El pueblo da nombre al municipio más oriental del Pla y se encuentra a 22 km de Palma. Sus 1.500 habitantes se reparten en las cuatro aldeas de la zona: La Vila, Ses Alqueríes, Ses Coves y Ses Olleríes, y así llegamos ya al centro – a la larga historia de Santa Eugenia.

Durante la ocupación árabe de Mallorca la isla estaba dividida en 13 distritos denominadas alquerías. Después de que el Rey Jaime I venciera a los árabes en 1229, repartió el territorio entre sus nobles y seguidores, utilizando como fronteras las existentes alquerías árabes. El centro de la isla, la alquería Benizabari, fue entregado al caballero Bernat de Santa Eugenia, que transmitió su nombre al pueblo.

En el tiempo de ocupación musulmana existían ya en la zona algunas granjas, tras su partida los habitantes ubicaron el núcleo del pueblo allí donde hoy se encuentran la iglesia y la sacristía. En el año 1317 se inició la construcción de un oratorio. En vista de que el pueblo se expandía cada vez más se construyó en el siglo XVIII una iglesia más grande.

Hoy en día Santa Eugenia se ha convertido en una popular zona residencial para aquellos que valoran la tranquilidad, pero también la cercanía a la ciudad de Palma. Uno de los lugares preferidos de los habitantes de Santa Eugenia es la cueva de la figura de la Virgen de Lourdes. La subida a las cuevas naturales con sus 100 escalones es una buena oportunidad de penitencia. Cada año en febrero se celebra en ellas una misa, en un lugar sagrado donde se mezclan la religión popular y la magia de la naturaleza.

En 1978 la comunidad judía de Mallorca fundó a la salida del pueblo un cementerio judío, el único de la isla, en cuya puerta de entrada de hierro forjado se han grabado caracteres hebreos.

En las bodegas Cas Pinar aún se prensa la uva a la manera tradicional. En el terreno de casi 21 km2 crecen multitud de cepas bien cuidadas que pertenecen a la región de vinos de Binissalem. El viticultor de Cas Pinar lo invitará gustoso a probar su vino.

Esperamos haber despertado con nuestro reportaje su interés por conocer este pequeño pueblo al este del pla…

Alaró, pueblo a pie de montaña

Alaró siempre ha gozado de abundancia de agua y posiblemente deba su origen a la fuente de Ses Artiques que se encuentra en el antiguo camino a Orient, al lado de la posesión del mismo nombre, una de las más antiguas de la región.

Las primeras casas del pueblo se construyeron al pie de la montaña. Así fue poblándose el barrio de Los Damunt cuyo núcleo constituye la pequeña e idílica plaza que lleva los nombres de los héroes Cabrit y Bassa.
Las casitas están construidas muy cerca unas de otras, muchas de ellas directamente en la montaña. En comparación mal situado y demasiado grande es el antiguo edificio de la Guardia Civil, que se encuentra desocupado desde hace 2 año, deteriorado hoy gravemente por el paso del tiempo.

El Torrente de la Marantxa separa Los Damunt y los Davall, ambos barrios ya aparecen documentados en el siglo XIV. En esa época comenzó también la edificación de la iglesia, una de las más antiguas de la isla, dedicada a San Bartolomé. El ciclo litúrgico determina el ciclo del pueblo, cuyo punto álgido es la fiesta de Pascua.

La historia de este pequeño pueblo de cerca de 4.000 habitantes está muy unida a la de su Castillo. La primera cita documentada de Alaró aparece en el diario del rey Jaume I, quien escribió que “en el camino a Bunyola al lado derecho se encuentra un castillo en la montaña de nombre Alaró”, siendo la fortaleza más robusta del Reino de Mallorca.

La lucha por esta fortificación casi inexpugnable hace 700 años fue muy reñida. Tras la toma del reino de Mallorca por los aragoneses, el castillo se convirtió en una ruina y en el siglo XVIII en un lugar de peregrinación. No sólo los alaronenses celebran la Mare de Deu del Castell.

En tiempos de la dictadura de Franco Alaró era un pueblo tranquilo, en cuyos bares como Protectora y Casino los ancianos jugaban a las cartas mientras que las mujeres a primeras horas de la mañana se armaban con detergentes y grandes botellas de lejía para llevar enormes cestos de ropa sucia a la lavandería. Allí pasaban toda la mañana con gran griterío. ¿Qué ha cambiado más sus vidas: la lavadora o los muchos bares que se han abierto?

A finales de los años setenta se inauguró el primer pub, el Máquina. Las mesas eran soportes de máquina de coser inservibles. En Alaró existen aún las tiendas antiguas, a pesar de todos los supermercados, cuyos horarios se orientan a las necesidades de los clientes. Ca’n Bou es una de estas tiendas legendarias en las que se puede comprar de todo lo que se necesita en un hogar, incluidas bolas antipolillas y matamoscas.

La superficie del ayuntamiento de Alaró alcanza unos 50 km2 que eran administrados por grandes posesiones. Una de las más ricas es Ses Verger. Casi todas ellas cuentan con prensas de aceite de oliva, las llamadas tafonas. Las arboledas de almendros y olivos, de algarrobos e higueras, determinan el paisaje de Alaró.

Bodegas Macià Batle en Santa María

Situadas en Santa Maria del Camí, las Bodegas Macià Batle producen vinos desde 1856. Las bodegas, ampliadas en 1998 y 2006, están dotadas de las más modernas instalaciones, maquinaria y alta tecnología. Además, las Bodegas Macià Batle cuentan con una nueva generación de viticultores y enólogos que elaboran con una base tradicional los más modernos vinos del mercado.

Bajo la dirección de Sebastià Rubí y Ramon Servalls i Batle, los dos persiguen la tradición familiar sobre la armonía entre el vino y el arte. Esto se refleja en las etiquetas de su Reserva Privada, que bajo la mano de artistas de renombre como Rebecca Horn, Jaume Plensa, Yannick Vu, Ramon Canet o Erwin Bechtold  se convierten cada año en obras de arte únicas.

Bajo la denominación de origen Binissalem, las Bodegas Macià Batle cultivan en su mayoría vides tradicionales de Mallorca: Mantonegro o Callet para el vino tinto, o Prensal para los caldos blancos.

Y año tras año, sus vinos resultan galardonados con medallas de oro en certámenes nacionales e internacionales: “Macià Batle Blanc de Blancs 2008”, ganó la Gran Medalla de Oro en Berlín y la de Oro en Wine Masters Internacional entre otros en 2009, el vino “Macià Batle Reserva Privada 2005” llevó a Santa Maria las Medallas de Oro en el Internacional Somelliers Awards de Inglaterra y en el Expovina de Suiza, el “Macià Batle Crianza 2006” también recibió numerosas medallas de Oro en 2009 – la del Concurso Mundial de Bruselas, Mundus Vini Alemania, Concurso Internacional de Vinos de Sevilla y la del Berliner Wein Trophy.

A parte de los vinos excepcionales, la Bodega Macià Batle ofrece a sus clientes una amplia oferta de delicatessen. Compaginando la tradición con la vanguardia, con nuevas líneas de sabores y composiciones, la bodega muestra las exquisiteces de la cocina mallorquina.

Para grupos Macià Batle ofrece la posibilidad de probar vinos y pequeños aperitivos en dos salas diferentes, reservando telefónicamente al número 971 14 00 14.

¡Disfrute de una visita a la Bodega Macià Batle, en Santa María!

Bodegas Macià Batle, Santa Maria

Contacto

    C/ Camí Coanegra, s/n
    07320 Santa Maria del Camí
    Mallorca
    Tel: +34 971 14 00 14
    www.maciabatle.com

Extras

  • Para llevar
  • Parking cerca
  • Visita guiada