Bodegas Pere Seda en Manacor

A finales del siglo XIX Pere Reus Morro, llamado Pere Seda, empezó a dedicarse al vino. Desde entonces cinco generaciones de vinateros han seguido esta tradición familiar y hoy han convertido las bodegas que llevan su nombre en un centro con las tecnologías más modernas para la elaboración de vino. Hoy en día esta bodega de Manacor es posiblemente la única de Mallorca que regentada por la misma familia, haya hecho vino durante todos y cada uno de los años del siglo XX y XXI.

130 hectáreas de viñedos situadas entre los términos municipales de Manacor y Felanitx aportan la uva necesaria para elaborar el vino. La bodega de Pere Seda dispone de los sistemas de control de elaboración y crianza más avanzados para conseguir un caldo de la máxima calidad.

Se utilizan principalmente variedades de uva autóctonas para elaborar vinos jóvenes, de crianza, reservas, gran reservas y vinos de aguja. Para el proceso de envejecimiento se utilizan barricas de roble americano y roble francés. Los vinos y las marcas más conocidos son Pere Seda, L’Arxiduc Pere Seda, Chardonay, Mossen Alcover y Guium. Ademas de los vinos la bodega ha empezado recientemente la producción de vino espumoso.

Las bodegas Pere Seda aúna tradición y modernidad, pero sobretodo amor por el buen vino.

Bodegas Pere Seda en Manacor

Contacto

Extras

  • Para llevar
  • Parking cerca

Zoo Safari Sa Coma, Mallorca

Situado en Sa Coma, el Zoo Safari es una estupenda mezcla de safari y parque que ofrece diversión y placer para toda la familia en un entorno único y maravilloso.

La zona del safari acoge a más de 600 animales en sus amplios espacios al aire libre y ofrece a los visitantes la posibilidad de ver animales salvajes en libertad. El restaurante y diferentes columpios para niños satisfacen por igual a mayores y pequeños.

La felicidad de los padres y los ojos relucientes de los niños harán que el conjunto se convierta en una experiencia extraordinaria, de la que podrá disfrutar durante todo el año.

Zoo Safari Sa Coma, Mallorca

Horario

¡Abierto todo el año! Verano: 9.00 h a 18.30 h.; Invierno: 10.00 h a 16.00h.

Contacto

Extras

  • Menú para niños
  • Parking cerca
  • Visita guiada

Cala Llombards y Cala Figuera

Quien visite Cala Llombards, Cala Santanyi y Cala Figueras, se sentirá transportado al paisaje de fiordos de Noruega. No hay carreteras a lo largo de la costa, los tramos de costa son sólo accesibles a través de Santanyi.
En el trayecto a la escarpada costa llaman la atención los cuidados almendrales, cuyos árboles han sido podados profesionalmente antes de su floración. Las ramas cortadas se queman directamente en el campo o se llevan atadas a casa donde el payés las utilizará para encender el fuego de la chimenea.

Los rebaños de ovejas mantienen limpios las arboledas de almendros al comer la hierba y dejar su estiércol. Este perfecto ecosistema mantiene los almendrales sanos. Cuando los frutos están maduros no crecen tallos ya en la tierra endurecida, se pueden extender las redes y recoger las almendras sin estorbo.

Durante milenios el mar ha ido desgastando los acantilados cubiertos de moluscos y animales marinos. Al final de los pequeños y profundos fiordos el agua turquesa baña tranquila una pequeña cala de arena.
Entre Cala Llombards y Cala Santanyi se encuentra una de las principales atracciones del paisaje costero de Mallorca, la roca de Es Pontás. El Archiduque Luis Salvador describió detalladamente las tres calas con ilustraciones en el segundo volumen de su obra “Las Baleares descritas por la palabra y el grabado”. Así describe la Torre Nova, situada a gran altura en la punta de Cala Santanyi sobre la Roca Fesa: “La Torre de Santanyi fue construida en el año 1963. Es circular y reforzada con piedra de marés. La torre tiene una pequeña puerta elevada con gran repecho y un cisterna abierta de agua a su pie.
Junto a ella, entre higos chumbos grandes como árboles encontramos dos casitas con puertas de hierro. Desde la torre se disfruta un hermosa vista sobre Cap Salinas y toda Cabrera, que se extienden ante nuestros ojos”.

Hasta principios del siglo XX sólo había pescadores en Cala Santanyi, Cala Llombards y Cala Figueras, quienes habitaban las calas como mucho durante los meses cálidos del año. Hacia 1920 se construyeron algunas casetas que servían de abrigo a los pescadores aunque de vez en cuando eran utilizadas por sus familias como lugar de estancia en vacaciones. Fueron de cierto los modelos de los muchos visitantes que vinieron después. En los años 60 se comenzó a construir en estas costas y con el turismo se modificó el paisaje.
Los habitantes del pequeño lugar de Es Llombarts llevan una vida sencilla y frugal y disfrutan en invierno la tranquilidad de la ausencia de masas de turistas. La gran riqueza no ha llegado a ellos, sino que se ha dirigido más bien a Santanyi, así que los habitantes de Llombarts continúan colgando en grandes ristras sus tomates recolectados.

Las pequeñas calas de Santanyi son particularmente atractivas en soleados días de invierno. El escritor mallorquín Josep Pla escribió en 1950 en su libro sobre la isla: “En Santanyi comienza un paisaje con encanto africano…”

Porto Cristo, playa y cuevas

Porto Cristo está situado en la costa este a 65 Km de Palma, dentro del término municipal de Manacor, con una población que no alcanza los 5.000 habitantes. Durante los meses de verano la población se duplica con la llegada de veraneantes, mayoritariamente de otros lugares de Mallorca.

El número de hoteles no es demasiado elevado, probablemente debido a que durante la segunda mitad de los años 40, los manacorines promovieron Porto Cristo como una zona de veraneo, donde muchos de ellos se construyeron una segunda residencia

La población se ha ido desarrollando entorno a un puerto natural con una playa muy bien protegida del viento y de los temporales marinos. Circunstancias que la hacen ideal para bañarse a principios de verano o incluso durante el invierno, para los más aventurados.

El puerto es el punto de partida de las embarcaciones que organizan excursiones por el litoral y de las deportivas; éstas han sustituido a los barcos de pesca de arrastre. La inmensa mayoría de “llaüts” pertenecen a aficionados.

En los alrededores del muelle y de la playa se encuentra una variada oferta de bares y restaurantes, que en las noches de los fines de semana se convierten en punto de encuentro parea muchas personas.

Cada domingo por la mañana en la plaza de la iglesia “Dels Dolors” se organiza un pequeño mercado. Esta iglesia conserva, según la leyenda, la imagen de un santo cristo que dejaron unos pescadores en 1891, después de haberlo prometido si se salvaban de la fuerte tormenta que les mantenía a la deriva. De aquí el nombre de Porto Cristo.

Llampuga, el pez dorado

Desde mediados de agosto hasta el 30 de noviembre los pescadores con licencia pueden pescar la lampuga o pez dorado que en su migración por los mares se reúne en las aguas del Mediterráneo, particularmente en las costas de las Baleares. Este pescado, llamado llampuga en mallorquín, es un asiduo de la carta de todos los restaurantes de la isla.

Para promover su pesca se ha instaurado una nueva tradición en Cala Ratjada, al noroeste de la isla: la primera feria de la llampuga. En el puerto se reunieron miles de personas para saborear varios de los 22 platos de lampuga, alrededor de largas mesas, inusuales para los mallorquines, bajo los rayos de un sol que por fin acompañó.

Debido a su comportamiento en el agua, reuniéndose alrededor de objetos flotantes, se utilizan redes especiales de 200 metros de largo y 22 de ancho sobre las que los pescadores tiran desde la orilla objetos escogidos para ese fin. Las lampugas, cuyo nombre científico es Coryphaena hippurus, rodean el objeto y el pescador sólo tiene que subir su red para conseguir su captura.

Noticia (07.10.11): Durante el fin de semana del 07 al 09 de Octubre podrán disfrutar de la X Mostra de Llampuga en Cala Ratjada. Allí tendrán la posibilidad de disfrutar de la Llampuga cocinada de muchas maneras diferentes, degustando nuevos sabores y posibilidades de elaboración.

Llampuga, el pez dorado

Vins Miquel Gelabert en Manacor

Vins Miquel Gelabert
C/ Sales, 50
E-07500 Manacor
Mallorca
Tel.: +34 971 821 444
www.vinsmiquelgelabert.net

Vins Miquel Gelabert: una pequeña bodega con grandes vinos. Alrededor de 90 premios avalan la trayectoria y el buen hacer de esta pequeña bodega.

Pionera en investigación sobre técnicas de elaboración de vinos de alta gama, la bodega trabaja con uvas autóctonas, algunas de ellas casi extinguidas y en proceso de recuperación.

A día de hoy y después de 10 años desde que su primera botella de vino salió de Mallorca, más del 50% del vino se exporta.

Vins Miquel Gelabert en Manacor, Mallorca.

Vins Miquel Gelabert en Manacor